Tu sonrisa

Tu sonrisa
es un caudal
de ríos
embravecidos,
un espléndido aguacero,
una lluvia de pétalos y semillas,
es una vertiente
que baja en un hilo de humus
sobre la faz de mi tierra,
alimento
para el sembradío desolado
del labriego que
acostumbra a la sombra del olvido
a alimentar a las palomas
de su parque decolorado
por el paso del tiempo
y la crisis del desamparo,
pero llegas tú,
con tu sonrisa encrispada,
a regar de flores
la tierra enmudecida,
a salpicar de pístilos
los girasoles marchitos,
a nombrar con tu aliento,
la vida que queda y que sobra,
para volver
a ver germinar
mi labrantía
para llenar de mieses,
la parcela de mi alma,
que otra vez,
resuena,
como resuena el río
que lleva el caudal
de tu alma.

para Priscila

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *